website creation software

PROPIEDADES DEL AJO

Desde la más remota antigüedad el AJO ha sido usado como un poderoso remedio contra innumerables enfermedades, Según la concepción médica de nuestros tiempos, el AJO es un remedio eficaz para combatir los desórdenes gastrointestinales de carácter tóxico, tos, bronquitis, asma bronquial y semejantes. El AJO es un excelente germicida, desinfectante y purificador. Limpia los intestinos, depura la sangre y renueva todo el sistema interno. "Los antiguos que no sabían de microbios, creyeron siempre que la enfermedad era el producto de espíritus malignos, y con ciertos olores trataban de ahuyentarlos. Uno de los que consideraban más poderosos, era el del AJO. Estudios modernísimos han comprobado que en todo esto existía una gran parte de verdad, por cuanto muchos microbios se mueren con el solo contacto con el olor de los AJOS"Estando en el laboratorio del famoso doctor Wassermann, autor de la célebre reacción, observamos con excelentes microscopios, el maldito espiroqueta pálido de esta enfermedad, que puesto en relación con varios productos, para nada se resentía... Sin embargo, en contacto con el AJO las bacterias morían todas. Hay que tener en cuenta que la sífilis era una de las enfermedades que ya preocupó a gobernantes y sacerdotes de los pueblos antiguos, cuyos efectos temían verdaderamente y a cuya curación atendían utilizando esta planta. Esto mismo lo hemos encontrado en muchos manuscritos antiguos y, sobre todo, entre los mexicanos de remotas edades, quienes curaban sus enfermedades con AJOS y baños de sol. "Nosotros hemos hecho ya las comprobaciones necesarias, y sería muy conveniente que nuestros lectores propagaran este medio de curación para que retornara la tranquilidad a muchos desgraciados. Nuestras curaciones ascienden a miles de casos cuya reacción durante años y años, ha sido siempre negativa. Luego, estos hijos han tenido hijos que consiguieron engendrar perfectamente sanos. "El tratamiento del AJO consiste en tomarlo en ayunas, a medio día y por la noche, ya sea con leche o con pan, molidos, cocido y aun en toda forma con tal de saturarse bien. A veces, en casos difíciles, convendría ayunar unos días y no comer más que AJOS. La curación generalmente es segura. "Con AJOS se expulsa la lombriz solitaria y se evita el tifus, personas que cada mes se deciden a comer bastantes AJOS, limpian perfectamente su intestino. "Nosotros nos hemos ocupado en estudiar años enteros los efectos de esta planta, y vemos que merece por su importancia un libro aparte que es necesario escribir un día. Por ahora sólo nos limitamos a recomendarla en gran manera..."