website templates

Por Eduardo Eraso

Titular, Editor y Columnista de Diario del Mercado
@diariomercado | facebook/diariodel.mercado | www.diariodelmercado.com
 | 2 Enero 2018 |

HLB

Llegó a Entre Ríos, ¿y ahora?


El día más esperado llegó, nadie se sorprendió demasiado, se hizo lo posible para que su aparición en el departamento Federación de la provincia de Entre Ríos se adelantara lo más posible.

No es simpático escribir estas líneas, pero todos los antecedentes de prevención razonables fueron descuidados.

Es cierto que hubo gente que se ocupó en prevenir, pero una mayoría de actores, tanto privados como públicos faltó al acto de conciencia de trabajar en los cuidados necesarios.

Ahora el HLB llegó para quedarse, lo que implica trabajar con mayor grado de conciencia y de mecanismos de prevención.

Hace dos meses, hablando con Gustavo Cechetto, le pregunté sobre el rol de las fábricas en la dispersión de la chicharrita positiva. Me respondió que “en la zona no hay HLB”. ¿Y ahora que hacemos?

¿Porqué menciono las fábricas? Porque son un foco de contaminación y multiplicación de vectores. Esto por el tránsito de camiones de diversas fincas, y el intercambio de bins, sin tratamiento de desinfección, como así tampoco está prevista la desinfección de vehículos, incluso autos particulares, se deberá analizar y contemplar medidas de control y prevención con esa herramienta.

Mientras tanto, durante años se entregaron, la mayoría, a esperar que la enfermedad llegue, felicitaciones, lograron el objetivo antes de lo previsto.

Los organismos públicos tienen también una gran responsabilidad, no escapan SENASA ni INTA, municipios y la misma gobernación de la provincia.

Todavía tengo fresco el recuerdo del Ingeniero brasilero que vino a explicar en la Fiesta de la Mandarina, en Villa del Rosario, qué están haciendo ellos en el estado de Paraná, donde conviven con HLB.

Sin dudas los más afectados serán los pequeños productores, ya que perderán plantas y deberán invertir en el replante, permanentemente. ¿Cuántos estarán en condiciones de hacerlo, de acá hasta el día del juicio final?

Calificaron a los dirigentes de alarmistas, ahora hay que apagar el incendio.

Ante la emergencia, se realizó el pasado viernes 22, en la sede de SENASA Concordia,

una reunión con amplia convocatoria de los sectores vinculados al estado y entidades del sector privado.

Se apersonaron por SENASA de nación, el vicepresidente Ingeniero Agrónomo Guillermo Luis Rossi y el director de vigilancia y monitoreo Medico Veterinario Pablo Cortese.

Por el ministerio de Agroindustria el director de frutas y hortalizas Juan Ignacio Machera.

Participaron el representante de SENASA Corrientes José Giancaglosi, el intendente de Concordia Enrique Cresto, el secretario de la producción de la provincia Alvaro Gabás entre otros funcionarios provinciales y municipales, más los intendentes de Chajarí Pedro Galimberti y por Villa del Rosario Gustavo Zandoná. Además diversos funcionarios de INTA.

Las autoridades de Fecier, Fernando Borgo, Ariel Panozzo Galmarello, Julio Jaime y Dante Grigolato.

Por la Asociación de Citricultores de Concordia Cecil Taylor y por la Cámara de Exportadores Gerardo Blanco, Hugo Rodríguez y Enrique Celín.

Al terminar la misma entrevisté a Pablo Cortese, quien me explicó que resumieron el compromiso en tres puntos fundamentales de trabajo conjunto:


1) Incremento de monitoreo con el acompañamiento de los productores;

2) Manejo de la chicharrita; 

3) Plantas sanas. 


También manifestó que “desde hace tiempo se vienen realizando tareas de monitoreo, desde Misiones hacia el sur, y que ese trabajo se intensificó con el aporte económico de la Fundación de Coca Cola”.

Reconoció que “ha sido muy dispar el acompañamiento de los productores hasta ahora, pero que confían que se verá fortalecido ante la cercanía de la bacteria en el propio territorio”.

No tengo porque desconfiar de las intenciones de Cortese, pero la realidad no se condice con las buenas intenciones.

Le comenté de haber visto citrus con hojas en los Mercados, de la falta de controles en el puente Rosario-Victoria. En haber viajado desde Formosa a Rosario con una planta cítrica y que nadie me controló, y que desde Paraguay ingresan plantines más baratos. De hecho se hicieron decomisos de plantas sin certificar en la frontera de la provincia de Salta.

Recuerdo la conversación con el anterior secretario de agricultura de la nación Ricardo Negri en el Mercado Central, en el mes de mayo, donde expuso los planes del gobierno para la frutihorticultura.

En aquella oportunidad le manifesté que el éxito de eso dependía en un 50% de la tarea de SENASA, y que ese es un organismo burocrático, ineficiente y con nichos de corrupción. Quince días después el entonces ministro de Agroindustria, Ricardo Buryaile salió a denunciar y se publicó en los medios que en SENASA había nichos de corrupción.

Hoy, Ricardo Negri es el nuevo presidente de SENASA, y ya está haciendo algunos cambios, que veremos en qué quedan y si realmente se modifica el compromiso de la entidad con las necesidades de control y asistencia sanitaria que la actividad Frutihortícola necesita si quieren ayudarla (todos) a progresar.