how to make your own website for free

Por Domingo Ramos Bravo

Especialista en Mercados Frutihortícolas, Columnista de Diario del Mercado y autor del libro “CONCEPTO MERCADO”
@dramosbravo | facebook/dramosbravo | www.domingoramosbravo.com.ar
 | 3 Mayo 2017 |

POLÍTICAS DE MERCADO


  • Reforma Tributaria


Es necesario una reforma tributaria, se dice permanentemente por los medios, también se habla en los pasillos de la mayoría de las dependencias.

Cuando los comentarios abundan, es que en realidad se está trabajando en ese sentido, de hecho, la muestra cabal es la puesta en práctica del DTV (documento de tránsito vegetal) que suma a la vieja y actual Guía de productos frutihortícolas.

¿Qué diferencias existen entre ambas? Se incluye en el DTV la obligatoriedad del receptor (operador) de confirmar la recepción del producto que se indica en la misma DTV. Otra La comunicación a la AFIP del movimiento de esas mercaderías. Por otro lado mantener la trazabilidad del producto e identificar al productor o responsable de dicho envío a la venta del producto en cuestión.

En cuanto que la Guía de Productos Frutihortícolas, creada con la llegada del Mercado Central de Bs. As. Refuerza en sus contenidos Trazabilidad, información de zona productora, identificación del productor, detalles de especie y variedad, grado de madurez, tipo de presentación comercial, calidad e identificación de etiqueta de acuerdo a las normas del momento. En éste formato además se facilitaba el ingreso de datos estadísticos más precisos que la actual DTV.

Teniendo en cuenta esta modificación en la forma de ingresar mercadería en los mercados, se perfila una mirada más empresaria que productiva, ¿es malo? ¡Se podría decir que atenta contra la producción de los pequeños productores!

Diferenciemos los pequeños productores de los grandes productores, (bajo la idea de que todos los que producen pueden llegar a conformar empresas), todos, absolutamente todos los productores tienen, en la práctica cultural, alguna diferencia en sus procesos, y cada proceso es plausible de contribución fiscal.

Además cada tipo de producción se comporta de acuerdo a sus ciclos productivos ¿si las plantas tienen diferentes ciclos productivos, el comportamiento tributario debe ser igual para todas las producciones o deben adoptar el comportamiento natural del producto?

Si desde el estado se miran solamente las empresas consolidadas, para estudiar los comportamientos que regulen la actividad desde lo fiscal, ¿no es esto discriminatorio de lo que ocurre con las mal llamadas economías regionales? ¿Si se gravan las producciones diferentes de manera arbitraria, suponiendo una hegemonía en el tratamiento, serán factibles de aplicación o crearemos un conflicto por el cual deba salir el ejecutivo nuevamente a decir ¡ME EQUIVOQUÉ!

Primero, es fundamental identificar al productor como tal, SÍ SOY REITERATIVO por enésima vez, desde lo institucional normativo ¿Existe la ley que identifique al productor frutihortícola en nuestro país? 

¿Porqué, seguimos escondiendo a los diferentes productores con sus cultivos en los diferentes puntos del país, bajo el mote de Economías Regionales? ¿Es el mismo tratamiento el que recibe uno que produce hortaliza en Formosa que el que produce en Rio Negro o Mendoza? ¿son los mismos climas, los mismos suelos, las mismas semillas? ¿el rigor medido en la valoración del hombre que trabaja adopta las mismas características en el norte que en el sur? ¿Los transportes y los volúmenes de producción de un producto determinado son los mismos en todo el territorio nacional? Estas preguntas y otras muchas que hacen a la cotidianeidad vista desde el que está todo el día enfrascado en la producción y venta hacen una gran pregunta ¿ESTÁ DISPUESTA LA POLÍTICA INSTITUCIONAL A EVALUAR LA TOTALIDAD DE LA REFORMA TRIBUTARIA CON LA INCLUSIÓN DE LAS PRODUCCIONES NACIONALES CON SUS DISTINTAS CARACTERÍSTICAS ó SOLAMENTE INSTRUMENTARÁ POR LOS PARECERES DE ALGUNOS?

Si la institución política está de acuerdo en llevar adelante esa reforma tributaria, sería aconsejable que se reúna con un universo de productores y operadores, que evalúen las dificultades que se tienen para llevar adelante las tareas además de incumplir con las normas.

Una vez aprobada la ley con las reformas tributarias, ya no hay vuelta atrás, se verá en ese momento si se puede seguir produciendo en nuestro país o deberemos importar hasta la lechuga.

Todos los años dejan de producir en nuestro país alrededor de 1000 hectáreas de frutas y hortalizas, como en un círculo vicioso, que inicia y concluye de la peor manera.